Normalmente usamos este medio para dar a conocer algunas de las enfermedades más comunes en los niños, con el fin de informar y ayudar a prevenir o tratar algunas de estas condiciones. Os recordamos además, que tenemos un servicio de pediatría y que podéis contar con dicho servicio ante cualquier eventualidad, llamando al 915001260.

Estimadas familias,

¿Qué es la enfermedad boca-mano-pie?

La enfermedad boca-mano-pie es una infección generalmente benigna de causa vírica, propia de la infancia (máxima incidencia entre 1-3 años de edad) que se presenta en forma de brotes. Puede ser producida por varias especies de unos virus llamados enterovirus. Se dan casos durante todo el año, pero sobre todo en primavera y verano.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad boca-mano-pie?

El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Tras unos días de fiebre moderada y malestar general, aparece una erupción con pequeñas ampollas por fuera y dentro de la boca(paladar, encías, lengua), palmas de las manosplantas de los pies y área del pañal. Es más frecuente la afectación de las manos que la de los pies y también pueden aparecer en los dedos. Las lesiones no causan picor, se ulceran y se curan en 5 a 10 días. Generalmente es un proceso leve y sin secuelas.

¿Cómo se contagia la enfermedad boca-mano-pie?

Se transmite con facilidad de persona a persona a través del contacto directo por vía fecal-oral (heces) y aérea (secreciones de nariz, boca o gotitas que se lanzan al toser). El virus permanece en las heces sobre todo o en las vías respiratorias varias semanas después de padecer la enfermedad. También puede sobrevivir mucho tiempo en los objetos (pañuelos, mesas, sábanas, toallas, etc.), facilitando su transmisión. Los niños pueden eliminar y diseminar el virus sin que tengan síntomas de estar enfermos. Se puede pasar más de una vez, ya que hay varias especies de virus que causan la enfermedad boca-mano-pie y aunque el niño la haya pasado, se puede contraer la enfermedad de nuevo por otro virus diferente

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *